Bienvenido.

El alma dice lo que la boca no se atreve; y en este espacio he decidido desnudarme el alma para hablarle al amor y a lo que con él llega o deja de llegar. Amor: Hermano, amigo, rival, tirano; en estas líneas te escribo...

Visitantes

Seguidores

viernes, 17 de octubre de 2014

CONVERSACIONES CONMIGO

No permitas que la noche te ennegrezca, 
Que no alente tu paso.
No permitas que su obscuridad te domine,
Mas te motive a ser llama que ilumine,
Que caliente, que sirva de guía.

No permitas que el frío te desmotive, 
Que no te quite el hambre de triunfar. 
No dejes que la soledad te aprisione, 
Que te haga esclavo de la imposibilidad.

No cedas ante los problemas,
No des tu brazo a torcer ante la calamidad;
Lucha por lo que quieres, 
Por eso que calienta y alienta tu humanidad.

No dejes que la rutina y el desinterés  
Se apoderen de tus sueños y tus ganas de volar.
No dejes paso a la desesperanza,
No cortes tus alas, 
No desistas.

Abre los ojos,
Abre los brazos, 
Abre el alma y el corazón.

Permítete ser frágil 
Y sobre todo, 
Date la oportunidad de amar. 
No hay peor vida 
que la que se vive en soledad.

Abre los ojos,
Abre los brazos, 
Abre el alma y el corazón.

Permítete ser humano y ser limitado.
Date cuenta que no eres mejor que los demás,
acepta que siempre necesitaras de alguien mas.

No permitas que nadie pase sobre ti,
Exige lo que te corresponde y levanta la voz.
Despierta, que nadie ha vivido estando dormido.
Haz que tus sueños se hagan realidad.

No permitas que la realidad te despierte por completo,
Mas no dejes que te adormezca los sentidos;
Que no te vuelvas impasible al sufrimiento de otros
Y que entiendas que dando se obtiene más.

No permitas que la desidia 
corroa tus ganas de ser viento,
No desistas, no des paso al silencio;
Y sobre todo, 

Escribe, escribe mucho,
Escribe todo;
No dejes de escribir el sentimiento.
Escribe la razón y la sinrazón,
La caricia y el deseo;
Escribe el alma, el corazón,
El cuerpo, el intelecto.

Escribe,
No dejes nunca de hacerlo, 
Escribe hasta que se acabe la vida,
Hasta que se te acaben los ojos
Hasta que se te acaben los dedos.

Escribe, 
Escribe el mundo entero.


jueves, 16 de octubre de 2014

DESPERTAR

Despertar,
Despertar a la razón de tenerte,
Despertar a la razón de adorarte,
De sentirte, de desearte.

Despertar a los sueños de ti,
De un presente contigo,
De los días por venir, 
De esos que tanto ansío.

Despertar a cada uno de tus gestos 
Descubrir cada uno de tus detalles,
Despertar a cada uno de tus defectos 
Y a cada uno de tus desastres.

Despertar al anhelo de compartir silencios,
De construir recuerdos,
De combatir enemigos 
Que incluso los dos nos creemos.

Despertar al sueño de despertar a tu lado,
Despertar a mirar un amanecer,
Despertar aferrado a tu costado.

Esperar a tus manías y a tus anhelos,
A tus instantes de locura y a mi falta de aparejos,
Despertar a tus sueños, a los míos,
A los que hagamos juntos, compartidos.

Quiero despertar a una vida nueva,
A una vida de amor,
A una vida contigo.

Quiero despertar a una nueva canción, 
una canción que hagamos en el camino,
Quiero despertar a ti, amor de sal,
Amor de viento, amor de destino.

Quiero despertar a ti, sueño de amor;
Quiero despertar a un sueño contigo.
Despierta,
Despierta conmigo.

miércoles, 15 de octubre de 2014

LAS HORAS

Las horas parecían pasar lentas, 
como atrapadas, como inamovibles, 
haciendo de cada instante una sonrisa difusa,
un abrazo tímido, un silencio incómodo.

Y entre las horas me perdía, 
como perdiendo las ganas de encontrarme,
como perdiéndome nutre los recuerdos 
de tanta amarga despedida.

Y así me hacia,
como intentando olvidar intentos 
que de a poco se disolvían,
que de a poco me llamaban a encontrar
recuerdos que tanto olvido traían.

Las horas parecían quedarse,
como inmovilizadas por el tiempo,
por un tiempo de deshoras y de amargos intentos.

Y entre tantas horas me perdía, 
como perdiéndome del cuerpo,
como alejándome de la demora
de encontrar un corazón entero.

Y así me iba perdiendo, 
como perdiéndome del esmero
de incitar nuevos cuentos
que calmaran mi amor pasajero,

Las horas parecían inertes,
distantes, convalecientes;
como aviso de los días sin sol
que anunciaban su llegada.

Y así, yéndome, me quedaba;
como evadiendo un presente absurdo,
como viviendo un pasado eterno.

Y así, 
yéndome, 
olvidaba tu felicidad...
y la mía.

domingo, 12 de octubre de 2014

LETRAS (en colaboración con Silvia Carbonell)

Siempre me gustaron las letras que se enredan en el alma.
Las que se quedan. 
Las que eligen no irse, 
porque en nuestro corazón encuentran su casa.
esas que invaden y conquistan, 
esas que toman por la fuerza y dejan marcas.

Las que no se marchan
porque dejan en la piel
toda huella que te abraza.
Esas que tanto añoramos en lontananza; 
las que nos incendian la piel, la boca, la mirada.

Las que respiran con uno,
las que nos traen la calma.
Las que después de la tormenta
son las que sanan el alma.

Esas que no contamos, 
esas que nos guardamos; 
las que con sólo un roce 
se nos desbordan de las manos.

Las que caen con las lágrimas
y nos delatan la herida.
Las que en profundo silencio
van marcándonos la vida.

Esas que se mezclan con el miedo, 
con el dolor y la apatía; 
las que encienden fuegos y despojan y convidan. 

Las que guardando silencio
nos sostienen todo el peso.
Las que al sentir la caída
No abandonan, ni te olvidan.
esas letras, tan de ti; que no cesan, 
que se rehusan a morir.

Esas letras que de noche,
van buscando entre tus ojos
su lugar sin un reproche.
esa letras tan de azul y buenas noches.

Esas letras tan profundas,
Tan de sueños y corduras.
Esas letras tan de azúcar y de sal, 
tan de verso y de alta mar.

Tan de lluvias y ventanas,
de todas las noches y cada mañana.
tan de sueños y despertar, 
tan de ganas de besar, de amar.

Tan de cuerpos enredados
y de días acurrucados. 
tan de manos y caricias, 
tan de besos en las cornisas.

Tan de abrazos apretados
y los ojos enamorados.
Tan de cuerpos encaramados, 
cubiertos de mieles y asfaltos.

Tan de manos impacientes
y humedades incipientes.
Tan de deseos prohibidos y parajes desconocidos.

Tan de locos y poetas
que bailan con todas las letras.
Tan de sentir, tan de vivir; 
tan de amar y de escribir.

Tan de leer y escribir
y en el tiempo permanecer.
Tan del honor de compartir, 
tan de vibrar y de sonreír. 

Esas letras que nos unen, 
aunque la geografía nos mire partir.
Tan del placer de leerte
como de escribir a tu lado
y aunque las distancias se aferren
las manos nos han acercado.

lunes, 22 de septiembre de 2014

EXTRAÑA

Me gusta llamarte extraña,
Me gusta extrañar tu nombre;
Me gusta acariciar tu espalda
O su imagen en mi mente.

Me gusta nombrarte extraña,
Aunque te ame mas que la noche,
Me gusta abrazar tu cuerpo y tu alma
E imaginarte haciéndome un reproche.

Me gusta nombrarte extraña,
Aunque te conozca más que a mi palma;
Me gusta compartir mis sueños contigo,
O con ese peluche en mi almohada.

Me gusta nombrarte extraña,
Me gusta adorar tu todo,
Ese conjunto de alma,
Soledad, alegría y decoro.

Me gusta nombrarte extraña,
Me gusta nombrarte,
Tenerte en los labios constantemente
Para que dejes de ser extraña.